La Justicia no cree a las víctimas.

La Justicia no cree a las víctimas.

En el marco del Día Internacional de Lucha contra los Abusos Sexuales a Niños y Adolescentes, ayer por la mañana llevaron adelante una marcha organizaciones exigiendo justicia.

El colectivo Yo Sí te Creo, la Red de Infancia Robada Foro Ctes., organizaciones de derechos humanos y madres de víctimas de abuso, realizaron una marcha en reclamo y exigiendo que la Justicia revea y acelere las denuncias realizadas en la provincia. Las madres denunciantes presentaron petitorios de sus causas en el Tribunal Oral N° 2, luego se dirigieron a la Cámara de Apelaciones y por último se presentaron en el Juzgado N°1.

Queremos celeridad, que la justicia deje de revictimizar a las víctimas y ponga en la cárcel a los abusadores, violadores y pedófilos. Venimos para alzar la voz por las víctimas y sobrevivientes, por las familias denunciantes, por las madres protectoras criminalizadas, porque las infancias no mienten. Por eso presentamos varios petitorios”.

En Cámara de Apelaciones se encuentra el caso del psicólogo infantil Gustavo Marcolli, que en el Juzgado de Instrucción N° 5 a cargo de la Jueza María Amelia Zahir Nicolás, fue sobreseído a pesar de las pruebas presentadas, de los informes de Cámara Gesell, certificados de una médica que constató el abuso, el informe de una psicóloga.

“Cuestionaron a la víctima diciendo que conocía mucho de ESI y había un relato implantado. Cuestionamos el accionar de la Justicia y queremos que el Estado se haga cargo. Se favoreció a Marcolli y fue por las influencias que tiene además de que es cuñado de un legislador correntino”, afirmaba Paola Fermanelli, de la organización Yo Sí Te Creo.

Charlamos con Laura Perrin de la Red de Infancia Robada Foro Corrientes, y nos manifestaba que se sumaron a la convocatoria al colectivo de madres en este llamado global del 19N para manifestar Yo Sí Te Creo. “En los 36 foros repartidos a lo largo de toda la Argentina, las situaciones son similares, no creen en la palabra de los niños y las adolescencias, no se puede tener a las infancias como objetos de derechos sino como sujetos de derechos. Toman decisiones sin tener en cuenta la palabra de los niños y adolescentes, ni la Cámara Gesell”.

Hacemos a la vez, un llamamiento a la sociedad ya que somos todos responsables que esto no siga sosteniéndose por la indiferencia que tenemos, en otros momentos esto era natural, hoy sabemos que el abuso es abuso y nadie tiene derecho a tocar nuestro cuerpo si nosotros no lo permitimos. Es una convocatoria a la gente más grande para que vean su propia historia y tomar conciencia de lo que vivimos no está bien, poner toda la energía para cuidar a nuestros niños y adolescentes“, finalizaba Laura Perrin.

“Mi hija fue abusada por su padre quien la obligó a ir a lugares donde la abusaron otras personas, usada para pornografía infantil. Mi hija pasó por Cámara Gesell, por psicólogos, está en tratamiento, ya que quienes la abusaron, también su padre, Joaquín Santiago Gómez, que vive en Buenos Aires y es antropólogo, mientras que mi hija con tan sólo 5 años tiene traumas gravísimos. A pesar de todo lo presentado a la justicia, el padre está libre y lleva una vida normalp mientras que nosotras somos amenazadas y perseguidas por él”, relataba entre lágrimas María José, otra madre que apenas lograba contar por la injusticia que le toca vivir con su pequeña.

Las madres y organizaciones llegaron hasta la Legislatura para tratar de ser recibidas por las autoridades, pero al no lograr que las atendieran dentro del recinto, esperaron en la calle hasta que alguien saliera. Finalmente, lograron dirigirse a Pedro Cassani cuando salía del edificio, a quien le manifestaron la problemática por la que están pasando y además, para que sea declarado el 19N, como Día Provincial Contra el Abuso Sexual a Niños y Adolescentes, en consonancia con el declarado a nivel internacional.

Las madres y familias de niños y adolescentes sólo esperan justicia, con profesionales dedicados y responsables en cada estamento judicial, las infancias y adolescencias no mienten.

📸Fotos de Lidia Duarte.

Share