Mario Abdo Benítez, Presidente de Paraguay, confirmó la muerte del líder guerrillero de EPP.

Mario Abdo Benítez, Presidente de Paraguay, confirmó la muerte del líder guerrillero de EPP.

Las fuerzas armadas regulares mataron en un enfrentamiento al líder del Ejército del Pueblo Paraguayo, Osvaldo Villalba, y a otro alto jefe del movimiento guerrillero, Luciano Argüello.

Abdo hizo el anuncio en la noche del domingo en una conferencia de prensa, luego de que el vocero de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), teniente coronel Luis Apesteguía, informara que entre los tres abatidos probablemente se encontraban Villalba y Argüello.

El presidente confirmó la identidad de dos de los tres muertos del grupo insurgente en un enfrentamiento con agentes del Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) de la FTC que había ocurrido poco antes del mediodía del domingo en la zona de Cerro Guasú, a casi 300 kilómetros de Asunción, habitual escenario de choques entre militares, guerrilleros y grupos de narcotraficantes, publicó hoy la prensa local.

“Osvaldo Villalba es una de las cabezas de este grupo terrorista. El segundo con identidad confirmada es Luciano Argüello. El tercero también creemos que es un miembro del EPP, pero su identidad todavía está por confirmarse”, explicó el mandatario.

También se manejaba la información de que un cuarto integrante del grupo criminal, que logró escapar, habría resultado herido, según el diario local ABC, que agregó que como evidencias se incautaron mochilas con proyectiles, dinero, un fusil y un artefacto explosivo de fabricación casera.

El Sistema de Identificación Automatizada de Huellas Dactilares de la Policía Nacional permitió confirmar que Villalba, de 39 años, considerado como cabecilla de la agrupación y a quien se le imputan al menos 60 delitos, y Luciano Argüello Larrea, de 31 años, resultaron muertos tras el enfrentamiento, puntualizó el diario paraguayo La Nación.

Benítez destacó, además, el actuar de las autoridades de la FTC así como también de la Policía Nacional y del Ministerio Público, que están abocados al esclarecimiento del caso y solicitó a los miembros del grupo guerrillero que se entreguen y se pongan a disposición de la justicia para evitar futuros enfrentamientos.

“Esta nos es la forma de luchar por unos ideales, nosotros hacemos de nuevo un llamado para que tengamos paz en Paraguay, para que no tengamos hechos de violencia entre paraguayos. Depongan las armas y nosotros les damos todas las garantías por someterse al debido proceso”, aseguró.

Villalba, de 39 años, ingresó a filas del EPP cuando era menor de edad, reclutado por su hermana Carmen Villalba, condenada a 17 años de cárcel por intento de homicidio tras su fuga de prisión.

Durante los últimos cinco gobiernos participó del secuestro y asesinato de Cecilia Mariana Cubas Gusynky (hija del expresidente Raúl Cubas Grau), y también participó activamente en otros secuestros y crímenes en el país, dijo el comisario Nimio Cardozo.

Argüello pertenecía a la Agrupación Campesina Armada (ACA) y cuando los demás integrantes de esta fueron exterminados, prefirió refugiarse enrolándose en el EPP, agregó Cardozo.

Share