Asamblea de ciudadanxs pide al municipio parar y revocar autorización de construcción en la Playa Arazatí.

Asamblea de ciudadanxs pide al municipio parar y revocar autorización de construcción en la Playa Arazatí.

La Asamblea de los Espacios Públicos Costeros de Corrientes informó al municipio y ciudadanía sobre los avances edilicios de la firma Jack Tower, violando la orden judicial y normas municipales de paralización.

“La Municipalidad debe proceder a demoler lo construido sin autorización y revocar el permiso de instalación”, apuntó el colectivo de ciudadanxs, que vienen denunciando el avasallamiento de obras de construcción realizadas sobre la playa pública Arazatí, por parte de empresarios y privados.

La firma Jack Tower amplió, en forma absolutamente ilegal, el espacio que ocupa en la playa Arazatí. Lo hizo desde el mes de septiembre de este año, instalando nuevas plataformas, levantando un techo, sumando camastros, mesas, sillas y bancos, extiendo la ocupación del espacio público hacia la zona de ribera y hacia las canchas de vóley, lindantes al bar”, informa la asamblea.

Expresan que la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes realizó 5 inspecciones y labró actas de las infracciones para paralizar dichas obras, a las que fueron directamente desconocidas por los titulares de la explotación comercial.

En dichas actas y en el informe agregado en el expediente judicial por la ilegalidad, consta que el municipio no autorizó y dispuso la paralización, sin embargo la ampliación continuó adelante en contra lo dispuesto por la justicia y la administración municipal.

Ante la justicia, Defensores de los Espacios Públicos Costeros , inició un expediente donde determinó que la firma Jack Tower y el resto de los paradores que están instalados sobre la zona de playa, tienen prohibido ampliar, modificar, alterar cualquier estructura, en sendas resoluciones Nro. 59 y Nro. 22. Con las modificaciones realizadas es evidente que la firma en cuestión violó la orden judicial y las normas municipales, incluso la habilitación concedida oportunamente en el expediente administrativo 580 P-2018.-

Apuntan que “la burla y el abuso de poder de la firma comercial continúa a la vista de toda la ciudadanía, y del Poder Judicial que dio la orden de retirar lo indebidamente construido mediante la Resolución Nro. 1479 de fecha 12 de octubre 2022“, donde intima a Jack Tower SA “a la inmediata paralización de las obras de ampliación y consecuente retiro de los materiales y estructuras de construcción emplazados en la playa, en el plazo de 48 hs, debiendo cumplir estrictamente la medida cautelar (prohibición de innovar) decretada por resoluciones Nro. 59 y 22 bajo apercibimiento de lo dispuesto en el artículo 239 del Código penal de la Nación”, y que se encuentran debidamente notificada de la orden.

“Es un escándalo” afirman y que despierta indignación, dudas y el interrogante sobre que sostiene a Jack Tower S.A., sobrepasando las decisiones de las autoridades competentes, desoyendo toda norma.

“Evidentemente, como venimos advirtiendo desde nuestra Asamblea, la usurpación de los espacios públicos de la playa Arazatí tiene aval político en Corrientes, que protege y frena el cumplimiento de la ley constituyendo una desigualdad manifiesta, un abuso de autoridad, una arbitrariedad, que exhortamos cese en forma inmediata”, continúa el comunicado.

Hacen un llamado a la ciudadanía correntina “a frenar los abusos y la violación de la ley, manifestándose contra los privilegios y no consumiendo en estos bares que usurpan los espacios que son comunes, incumpliendo con las leyes, para recaudar de forma exclusiva en una zona que debe ser de todos los ciudadanos y para disfrute público y gratuito. LA PLAYA NO SE VENDE. LA PLAYA ES DEL PUEBLO”, concluye.

Share