Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias en San Luis.

Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias en San Luis.

Una ceremonia indígena inauguró la reunión, participan delegaciones de todo el país, postergada dos años por la pandemia de coronavirus. En un extenso comunicado, se anunció el cambio de nombre del encuentro; se denunciaron crímenes ambientales; hubo un pronunciamiento contra el chineo y se escuchó alto y repetido el pedido de búsqueda para Guadalupe Lucero, entre otras consignas.

Con una ceremonia ancestral y al grito de “Marichi wew”, voz indígena Mapuzungun que significa “diez o mil veces venceremos”, se realizó la apertura del 35º Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales, Intersexuales y No Binaries en Territorio Huarpe, Comechingón y Ranquel en San Luis.

El lugar de encuentro fue el parque de la ex Cerámica, donde a partir de las 9 se congregaron las primeras agrupaciones que habían llegado este viernes, a las que se fueron sumando las que arribaron este sábado, y el local viento Chorrillero acompañó una mañana fresca que no logró enfriar el ánimo de miles de mujeres y diversidades.

Invocando al silencio “como principio sanador” las autoridades Huarpes y Ranqueles encendieron una fogata e hicieron sus oraciones a los elementos de la naturaleza pidiendo “protección para el Encuentro” y exigiendo la libertad delas mujeres mapuches detenidas durante el operativo desalojo de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi, Rio Negro, el miércoles último.

Minutos más tarde comenzó la ceremonia oficial, con un espacio que se iba poblando de banderas a medidas que las agrupaciones llegaban a la ciudad y la Comisión Organizadora comenzaba a preparar el clima para la lectura del documento de apertura.

Un extenso escrito fue leído por partes por cada una de las personas que ocuparon el escenario, que son además quienes se ocuparon de organizar el evento, cuya posta les fue entregada por las organizadoras de La Plata, última ciudad sede.

Momentos previos a la lectura, desde los micrófonos pudo escucharse una arenga triunfante por haber logrado llegar a la instancia inaugural: “Qué momento…qué momento… les hicimos el Encuentro” y “resistimos y aquí estamos, invisibilizadas nunca más”.

El extenso documento preparado con el aporte de las comisiones que participaron en la organización se inició con la defensa del cambio de nombre, que dejó de llamarse Encuentro de Mujeres, y tomó el nombre de Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales, Intersexuales y No Binaries.

Sectores feministas no acordaron con este cambio, por lo que harán un Encuentro de Mujeres el mes próximo, también en San Luis.

“Miles gritamos durante el 34º Encuentro (en La Plata), entre el racismo y la negación a las diversidades de un sector que rechazó el cambio de nombre”, leyeron las organizadoras, y aseguraron: “Queremos ser firmes: no es solo un nombre, es la potencia de la lucha de nuestres hermanes indígenas, de mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales, intersexuales y no binaries”.

“Nombrarnos plurinacionales y con las disidencias significa romper con las fronteras nacionales que nos impone el colonialismo, y con las fronteras de los cuerpos que nos impone un biologicismo que define una supuesta normalidad a partir de la supremacía blanca y el régimen heterosexual y el binomio varón-mujer en el que se nos encasilla”, añadieron.

Y resaltaron en el el documento: “Nuestra apuesta es por construir feminismos populares, proletario, transfeminismos antipatriarcales, anticapitalistas, antiextractivistas, anticoloniales, antirracistas, antibiologicistas, antiadultocentristas y antiespecistas”.

Luego de citar a cada una de las victimas de femicidas de San Luis, denunciaron los crímenes ambientales y exigieron la sanción de la Ley de Humedales; condenaron el extractivismo y la producción agrícola hegemómica; también la concentración de la tierra.

Para defender la integridad de las niñeces se pronunciaron contra el chineo, nombre que se le da al abuso sexual de niñas indígenas por parte de hombres criollos, y se escuchó alto y repetido el pedido de búsqueda para Guadalupe Lucero Cialone, la niña desaparecida en San Luis en junio del año pasado.

Del reclamo y en el escenario participó la mamá de Guadalupe, Yamila Cileone, quien agradeció y pidió que “nos ayuden a mantener activa su búsqueda, haciendo circular en cada lugar de orígen los folletos con la imagen de Guada”.

Bajo la consigna “La deuda es con nosotres” el documento recorrió las estadísticas de pobreza e indigencia del país que afectan particularmente a los sectores más vulnerables, entre los que ubica a la población travesti-trans.

En párrafo aparte se repudió el intento de magnicidio contra la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Luego de la desconcentración, comenzaron los 105 talleres que tienen previsto realizar las asistentes este sábado y domingo en distintos edificios escolares, de la Universidad Nacional de San Luis y del Concejo Deliberante, para cerrar el día con la marcha contra los transfemicidios que se realizará a partir de las 19 de este sábado.

Share