Repudian declaraciones de los diputados Jorge Vara y Ricardo Buryaile.

Repudian declaraciones de los diputados Jorge Vara y Ricardo Buryaile.

La Red Nacional por los Humedales-ReNaHu expresó críticas a los legisladores por sus comentarios y operaciones para dilatar el tratamiento de la Ley de Humedales.

Se han registrado incendios en diferentes puntos del país. La situación alarmante por la que ha atravesado el país y nuestra provincia. La sequía prolongada en la región, implica poner mayores esfuerzos para prevenir una catástrofe. El reclamo de las organizaciones ambientales por la Ley Humedales, produjo nuevamente discusiones y debates.

El diputado por Corrientes, Jorge Vara y Ricardo Buryaile por Formosa, ambos del Partido Unión Cívica Radical, han realizado comentarios con respecto a la ley por las cuales la ReNaHu salió a repudiar esos argumentos y haciendo un llamado de cordura, verdad y conciencia del derecho que contiene la Constitución Argentina.

“En estas últimas horas se han visto y oído declaraciones alarmantes de los diputados”, emitieron y resaltaron que “tienen por finalidad reproducir los discursos apocalípticos” con respecto a los efectos de la ley sobre la producción agropecuaria y la propiedad privada, de ser sancionada.

“Es triste ver que representantes del pueblo, incurran en mentiras para inclinar la balanza hacia el favorecimiento de las quemas, la destrucción y el ecocidio“, ratificaron.

Como antes se enunció, la rapidez de una previa legislación a la llegada de las altas temperaturas será de suma ayuda para la protección y conservación de los humedales, y que cuenta con el apoyo de 535 organizaciones. Afirman que “quieren hacer creer que están a favor de la pequeña agricultura familiar, campesina, ecológica, de junqueros y junqueras, de isleños y isleñas, de la ganadería sustentable o de los vecinos y vecinas que habitan los humedales”.

Apuntando que solamente “representan y defienden son a los poderosos de siempre“.

La presión de los reclamos ambientales por las quemas e incendios, que por ejemplo, provocaron que la ciudad de Rosario fuera tapada por un manto de humo e invisible por horas, la infinidad de consultas médicas por problemas respiratorios y propagación de nuevos focos aceleró el tratamiento en comisión.

“No persigue como finalidad que la ganadería y la agricultura se extingan sino todo lo contrario, sostiene que para seguir produciendo se debe preservar y establecer parámetros de cómo y dónde se puede realizar”, en respuesta a los comentarios de los diputados. “Su denominación lo dice: uso racional y sostenible, no implica la no producción o el cese total de actividades”.

Los datos estadísticos del desastre ocurrido en Corrientes fueron: un millón de hectáreas de humedales y áreas naturales arrasadas; y una pérdida económica de 82 mil millones de pesos por los incendios y la sequía en producciones de arroz, citricultura, forestación, yerba mate y ganadería.

Enfatizan que “a esta altura de la gravedad de semejante crisis ambiental y de civilización, ya debería estar más que claro que por los tiempos urgentes para desarrollar políticas activas de transición democrática hacia sociedades sostenibles, para producir también hay que proteger desde el ejercicio cívico de una ética del cuidado mutuo, solidario y comprometido con una ley consensuada ya!”.

Share