38 años del informe de la CONADEP.

38 años del informe de la CONADEP.

El 20 de septiembre de 1984, el escritor Ernesto Sábato hace entrega del informe a el presidente Raúl Alfonsín.

La Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas-CONADEP, fue creada por decreto del presidente electo Raúl Alfonsín el 15 de diciembre de 1983, a cinco días de su asunción y de regreso a la democracia. Con el objetivo de investigar los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Dictadura.

Este órgano descentralizado tuvo el trabajo de aclarar e investigar la desaparición forzada de personas efectuadas durante la Dictadura Cívico Militar en nuestro país. Dando origen al informe Nunca Más, también llamado Informe Sábato, que se hizo entrega en manos del mandatario Alfonsín el 20 de septiembre de 1984.

En esa ocasión el escritor Ernesto Sábato fue elegido como presidente de la comisión por el resto de sus miembros. Además, lugar que posteriormente fuera ocupado por el fallecido Dr. René Favaloro(1923).

En el decreto se fijó las funciones específicas y taxativas de la comisión:

a) Recibir denuncias y pruebas sobre aquellos hechos y remitirlas inmediatamente a la justicia si ellas están relacionadas con la presunta comisión de delitos.

b) Averiguar el destino o paradero de las personas desaparecidas, como así también toda otra circunstancia relacionada con su localización.

c) Determinar la ubicación de niños sustraídos a la tutela de sus padres o guardadores a raíz de acciones emprendidas con el motivo alegado de reprimir al terrorismo, y dar intervención en su caso a los organismos y tribunales de protección de menores.

d) Denunciar a la justicia cualquier intento de ocultamiento, sustracción o destrucción de elementos probatorios relacionados con los hechos que se pretende esclarecer.

,e) Emitir un informe final, con una explicación detallada de los hechos investigados, a los ciento ochenta (180) días a partir de su constitución.

“Las grandes calamidades son siempre aleccionadoras, y sin duda el más terrible drama que en toda su historia sufrió la Nación durante el periodo que duró la dictadura militar iniciada en marzo de 1976 servirá para hacernos comprender que únicamente la democracia es capaz de preservar a un pueblo de semejante horror, que sólo ella puede mantener y salvar los sagrados y esenciales derechos de la criatura humana. Unicamente así podremos estar seguros de que NUNCA MÁS en nuestra patria se repetirán hechos que nos han hecho trágicamente famosos en el mundo civilizado”, Prólogo de Ernesto Sábato.

Share