Repudio del Feminismo Popular por la agresión  que sufrió funcionaria regional en Corrientes.

Repudio del Feminismo Popular por la agresión que sufrió funcionaria regional en Corrientes.

El día viernes por la tarde una mujer desconocida se acercó a la Coordinadora del NEA de Relaciones Municipales del Ministerio del Interior, Marlen Gauna, la agredió verbal y físicamente.

La funcionaria se dirigía esa tarde a la sede del Partido Justicialista por la calle Salta, en cercanía al Colegio Misericordia, cuando una mujer se aproxima corriendo y la detiene en la calle con insultos, termina golpeándola en el rostro y se retira a los gritos y amenazas.

Feminismo Popular se expresó: “repudiamos en un todo la agresión sufrida hacia la Compañera Marlen Gauna, Coordinadora del NEA de Relaciones Municipales del Ministerio del Interior, en el día de ayer en una esquina céntrica, ante el requerimiento de una mujer de que si la conocía, esta empezó a proferir improperios y la agredió físicamente”.

“El intento de femimagnicio a la Vicepresidenta Cristina Fernández, lamentablemente, habilita a un sector de la población, intolerante, violento, misógino, incapaz de diálogo y de reflexión a accionar de esta manera contra todas las mujeres de diversas organizaciones que poseen un protagonismo político y militante en un siglo que es netamente de las mujeres y de las disidencias”, continúa el comunicado.

“Exhortamos a la ciudadanía en general a involucrarse ante estos hechos que atentan despiadadamente contra la integridad de las Mujeres y las Disidencias para que el Ni Una Menos sea una realidad y que el derecho humano básico de la libre expresión sea resguardado junto con la democracia”, finaliza.

La coordinadora Marlen Gauna y militante de La Cámpora Corrientes, ya radicó la denuncia y el pedido de grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona para identificar a la persona.

Más de 40 organizaciones de mujeres y de derechos humanos han repudiado el hecho y brindado su apoyo, resaltando que nuestra provincia no esta exenta del “odio y la intolerancia” que sectores de la política y de los medios de comunicación hegemónicos instaló en el país.

Share