Exigen excarcelación de familia campesina

En la localidad de San Miguel en la mañana del pasado 22 de marzo, una mujer y su hijo fueron detenidos tras un injusto desalojo.

Cristina Romero y Primo Tosolini, madre e hijo, son agricultores familiares que viven hace más de 35 años en la chacra, identificada como lote rural N° 281 de la localidad de San Miguel, de donde fueron desalojados y detenidos por la fuerza policial por resistirse. La orden fue dada por el Juzgado de Instrucción y Correccional de Santa Rosa. Ella es asociada de la Unión Campesina de Corrientes, que realizaron una vigilia en la comisaría y llevan los reclamos judiciales para que les otorguen la libertad.

“Cristina y su hijo se encuentran bien de salud, ayer la visitaron a las 14 hs.”, nos comentó Laureano, compañero campesino. “Quien denunció para que se realice el desalojo es una ex intendenta. Hoy, a las 11 de la mañana llegaron los informes de la Comisaría de San Miguel a la Fiscalía de Santa Rosa y los está evaluando entre el fiscal Lezcano y la abogada defensora de Cristina, Belén Acosta”, finalizó.

“Los poderes del Estado no pueden ser ajenos a los padecimientos del campesinado correntino, agravados por la dramática sequía y la catástrofe de los incendios sufridos, agricultores familiares que a pesar de todo luchan para seguir produciendo y subsistiendo en los parajes rurales”, concluyó el comunicado de la Unión Campesina de Corrientes.

También te puede interesar