Tercer día de bloqueos y protestas en Paraguay por la suba en las naftas

Paraguay lleva tres días de protestas y bloqueos de rutas, con corte de servicio de transportes, por la suba en el precio de los combustibles, que el Gobierno intenta bajar con un proyecto de ley que crea un fondo para la estabilización de los valores, iniciativa que el presidente Mario Abdo Benítez firmó hoy y que, en principio, el Congreso trataría mañana.

Ese proyecto, más el anuncio de que al menos dos tipos de naftas –las más usadas- bajarán de precio, apuntó a erosionar las protestas de camioneros y taxistas, que igualmente mantienen las medidas, en algunos casos bloqueos de rutas, que obligaron a paralizar el transporte de media y larga distancia.

La empresa Petróleos Paraguayos SA (Petropar) anunció que los combustibles Diesel Tipo III y Nafta 93 Octanos bajarán 500 guaraníes (0,072 dólares) desde mañana a las 0 y por 30 días, pero el Ejecutivo apuesta a otra caída similar con el fondo de estabilización, según admitió el ministro de Industria y Comercio (MIC), Luis Castiglioni.

El fondo es una propuesta del Gobierno para contener los aumentos en los precios internacionales de combustibles, operando sobre la importación de los carburantes, y busca atenuar las subas en los dos combustibles que cubren el 75% de la demanda.

Según la estatal agencia IPP, el fondo –que se financiará con un préstamo del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF- quedará como herramienta “de forma permanente pero será utilizado dependiendo del contexto internacional, como la situación actual de alza en todo el mundo a partir del conflicto armado entre Rusia y Ucrania”.

El mismo será capitalizado con un préstamo de US$ 100 millones de la CAF y el pago del préstamo será con los ingresos del impuesto sobre la importación de combustibles, una vez que mejoren los precios del combustible a nivel internacional.

El director de Estudios Económicos del Ministerio de Hacienda, Juan Galeano, también admitió que el Fondo “está enfocado en el corto plazo, pero quedará como una estructura para atenuar próximas variaciones” en los precios internacionales.

Los cortes de rutas abarcan a casi todos los departamentos del país, y en algunos casos son intermitentes –de 30 minutos a dos horas- y en otros totales.

En algunas zonas, además, se sumaron campesinos con su propia demanda: la derogación de la ley que endureció las penas por la ocupación de tierras.

Ante ese cuadro, el titular de la Asociación de Transportistas del Interior del Paraguay, Freddy Kroll, expresó, en declaraciones radiales, que el sector debió suspender los servicios de colectivos de mediana y larga distancia dependientes de la Dirección Nacional de Transporte (Dinatrán).

“Ya no se trata de cierres de ruta intermitentes, porque hay bloqueos por varias horas. En muchos casos hubo que hacer transbordos ante la negativa de dejar pasar los ómnibus”, explicó el empresario.

Al menos dos de las organizaciones sectoriales de Camioneros ya rechazaron las iniciativas del gobierno, lo que amenaza con generar faltante de alimentos y otros productos en las ciudades.

El titular de la Asociación de Camioneros de Misiones, José Irala, señaló que la decisión del Gobierno no fue tomada por pedido de los transportistas y reclamó que “se quite el impuesto selectivo y que bajen los precios de todos los combustibles, incluyendo el gas de cocina”.

“El gas de cocina también es un combustible y el Gobierno no considera ni tiene en cuenta que afecta directamente al consumo familiar”, cuestionó, según el diario ABC Color.

Y Óscar Peralta, representante de Camioneros en Caaguazú, aseguró que directamente rechazan la propuesta del Gobierno, a la que consideró “una falta de respeto”.

También te puede interesar