Expertos argentinos advierten sobre los riesgos del cambio climático y su impacto sobre la población

La región sudamericana estará sometida en las próximas décadas a una serie de riesgos derivados del cambio climático como “el incremento de las enfermedades infecciosas, la reducción de los cultivos y un empeoramiento de los impactos en los medios de vida rurales”, advirtieron hoy especialistas argentinos que trabajaron en un informe mundial sobre cambio climático impulsado por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Entre los riesgos clave para la región, los expertos locales advirtieron sobre “la seguridad alimentaria” y la “inseguridad hídrica por la disminución de las capas de nieve” en montañas y glaciares.

Indicaron además que la baja en la producción de alimentos derivada del cambio climático traerá aparejada una “mayor desigualdad, pobreza y vulnerabilidad”.

El informe, elaborado por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), fue analizado hoy en videoconferencia por los especialistas locales Carolina Vera, vicepresidenta del Grupo de trabajo I del IPCC; Cecilia Nicolini, secretaria de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, Ministerio de Ambiente; Paulina Martinetto, IIMYC, CONICET-UNMDP, coautora capítulo 3 del reporte del grupo de Trabajo II del IPCC; Matilde Rusticucci, UBA-CONICET, coautora capítulo 12 del reporte del grupo de Trabajo II y Pablo Peri, INTA/CONICET, coautor capítulo 12 del reporte del grupo de Trabajo II.

El informe fue presentado internacionalmente el lunes pasado por científicos de las Naciones Unidas que advirtieron sobre los efectos del cambio climático en las personas y el planeta, y afirmaron que el colapso de los ecosistemas, la extinción de las especies, las mortales olas de calor y las inundaciones son algunos de los “múltiples riesgos climáticos inevitables” a los que se enfrentará el mundo en los próximos 20 años debido al calentamiento global.

Según el informe, el cambio climático inducido por el ser humano “está causando una perturbación peligrosa y generalizada en la naturaleza y afectando a miles de millones de vidas en todo el mundo”.

El documento, es el segundo de una serie de tres informes llevados a cabo por los principales científicos del clima de la ONU y su lanzamiento se produjo poco más de cien días después de que la Conferencia sobre el Clima de las Naciones Unidas en Glasgow (COP26) acordara intensificar las medidas para limitar el calentamiento global a 1,5°C y evitar así las peores consecuencias del cambio climático.

El secretario General de la ONU, António Guterres, calificó el primer informe, publicado en agosto, como un “código rojo para la humanidad” y afirmó entonces que “si aunamos fuerzas ahora, podemos evitar la catástrofe climática”.

La opinión de Guterres sobre el último informe es igualmente cruda; lo califica como “un atlas del sufrimiento humano y una acusación que apunta al fallido liderazgo en materia climática”.

Los datos del informe, que se centra en los efectos, la adaptación y la vulnerabilidad, revelan cómo las personas y el planeta están siendo “machacados” por el cambio climático.

“Casi la mitad de la población vive en una zona de peligro, de momento. Muchos ecosistemas han alcanzado el punto de no retorno, de momento. La contaminación por emisiones de carbono sin control empuja a la población más vulnerable del mundo a un camino de destrucción, de momento”, declaró.

También te puede interesar