Quemaron para limpiar los campos, se les fue de las manos y ocasionaron perdidas millonarias a la economía de Corrientes

Las organizaciones que representan a las principales cadenas productivas del campo correntino aseguraron hoy que las pérdidas económicas por los incendios supera los $68.000 millones.

A través de una evaluación por sectores comunicada hoy mediante un informe, las organizaciones representativas de las cadenas productivas del arroz, los cítricos, la madera, la yerba y la ganadería de Corrientes indicaron que el fuego rural y la sequía en la provincia causaron pérdidas por un total de $68.081 millones.

Según precisaron, la producción arrocera diagnosticó $4.968 millones de pérdida; la citricultura, $2.240 millones; $27.390 millones la forestación; $5.672 millones la actividad yerbatera y $27.811 millones la ganadería.

Se trata de una evaluación realizada por la Asociación de Sociedades Rurales de Corrientes, la Sociedad Rural Argentina, la Asociación Forestal Argentina, la Asociación Citricultores Unidos, la Asociación de Plantadores de Yerba del Nordeste (Apnea), la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz y la Asociación de Citricultores de Bella Vista.

La carne será uno de los mercados más afectados, según precisaron, dado que aumentó del 3 al 6 por ciento la mortandad total de los rodeos de Corrientes, que cuenta con 4.600.000 cabezas aproximadamente, el cuarto stock nacional después de Buenos Aires, Santa Fe, y Córdoba.

Asimismo, Corrientes posee unas 60.000 hectáreas cultivadas de yerba, equivalentes a un 30 por ciento del total nacional y se estima que las pérdidas son del 50 por ciento, con lo cual el stock disminuirá 76 millones de kilos aproximadamente, precisaron.

Por su parte, los productores arroceros diagnosticaron un 25 por ciento de pérdidas de producción, siendo Corrientes la provincia que contiene el 45 por ciento de la superficie total del país sembrada con ese cultivo, unas 96.000 hectáreas.

En cuanto a la madera, se estima que son 39.665 las hectáreas de forestaciones de pinos y eucaliptos arrasadas por las llamas, de un total de 550.000 hectáreas de bosques implantados que ubican a Corrientes como la primera provincia del país en superficie dedicada a esa producción.

Y la citricultura destacó que en la zona norte y centro de la provincia se perdió el 50 por ciento de las frutas, a razón de 72 millones de kilogramos, mientras que en el sur provincial además de las pérdidas por incendios, se siente la sequía en una disminución de la zafra.ImprimirDescargarCopiarAgregar a mis carpetasVolver

También te puede interesar