Días de infierno

Días de infierno

Espero que cuando todo este desastre pase, porque pasará pero no sin antes lamentar demasiadas pérdidas, la gente guarde en su memoria cada día de infierno transcurrido en el verano 2021/2022.

Por Lidia Duarte Primiciasaldía

Es obligatorio recordar para poder contar y que no se repitan las mismas cosas, sobre todo, para que no quede impune. Desde hace décadas que gobiernan los mismos y año tras año las catástrofes se suceden y los gobernadores y sus ministros miran sin hacer nada.

Se persigan pidiendo milagros a la Virgen y le piden a la gente que se acostumbre a perderlo todo. Varios años atrás un senador provincial sólo supo decir “Hay que acostumbrarse a las inundaciones, vivimos rodeados de agua”, mientras todo el interior de Corrientes veía morir a su gente y a sus animales bajo el agua que tragaba todo a su paso.

Hoy, 2022, siguen repitiendo iguales errores y desidias.Cuando el campo se quemaba, el gobernador Valdés andaba de vacaciones por Villa Gessel.Los bomberos le pedían ayuda y recursos para seguir trabajando en enero, y el gobernador Valdés sentado en primera fila en la fiesta del Chamamé.Familias enteras de varias localidades viendo como se derrumbaban sus casas y morir a sus animales, pero el Gobernador viajaba a Rusia, no digo que no sea importante esto, pero hay prioridades para un gobernante y calculo debe ser las de salvar a su gente de morir quemada.

Prefirió jugar al adolescente twitero, sentarse a delirar en un programa con Viviana Canosa en lugar de recorrer los campos para ver de qué manera evitar que aquellos que lo votaron terminen hechos cenizas.No le importó nada.

Prefiere twitear y salir en la tele, recorrer las radios y hablar de las elecciones futuras y ahora seguro le brillarán los ojos con las lentejuelas del carnaval. Por ello, es obligatorio que no nos olvidemos para que este hombre y sus entornos sean juzgados, porque todas las vidas son valiosas y Valdés las abandonó.

Foto: Una escuela rural de la localidad corretina de San Miguel se convirtio desde hace una semana en el centro de operaciones de una fuerza conjunta integrada por organismos nacionales, empresas publicas y equipos especializados de media docena de provincias que lucha contra los incendios forestales que ya consumieron m’as de medio millon de hectareas en el norte de la provincia de Corrientes y que comienzan a avanzar sobre el sur de Misiones. Trabajadorres rurales reparan m’as de 8.500 mts de alambrados y postes afectados por el fuego (Télam).

Share