Pedro Castillo: “Yo no quiero cerrar el Congreso, lo que quiero es cerrar las brechas de este país”

Pedro Castillo: “Yo no quiero cerrar el Congreso, lo que quiero es cerrar las brechas de este país”

Ante la crisis política en Perú, el presidente Pedro Castillo afirmó hoy que no quiere cerrar el Congreso sino “las brechas” de su país y pidió a los parlamentarios “pensar en los más necesitados” y dar el voto de confianza a su nuevo gabinete, el cuarto en sus seis meses en el poder.

“Yo no quiero cerrar el Congreso, lo que quiero cerrar son las brechas de desigualdad en este país”, dijo el mandatario peruano en declaraciones al programa La Pizarra en la AM750.

“Lo que quiero cerrar son las grandes distancias que existen entre los más necesitados y las personas que de una u otra forma comprometen al Gobierno”, agregó.

El pasado martes, el presidente tomó juramento a su cuarto gabinete en poco más de seis meses de Gobierno -y el segundo en una semana-, encabezado por Aníbal Torres, de 79 años y hasta entonces ministro de Justicia.

El nuevo equipo sucedió al que estaba encabezado por el legislador extrapartidario Héctor Valer, cuestionado no solo por motivos políticos sino por denuncias de violencia familiar, y tiene seis nuevos ministros de los 18 responsables de carteras.

La suerte del nuevo gabinete se jugará el próximo 8 de marzo en una sesión en la que el Congreso definirá si le da su voto de confianza.

Ante el temor de una nueva crisis, Castillo llamó hoy a los legisladores a “voltear la página” y pensar en el país y los más necesitados.

“En el Congreso hay un cierto sector que no mira el país y sus respuestas son netamente de carácter político”, lamentó el mandatario durante la entrevista, en la que acusó al órgano legislativo de querer “poner la agenda”.

Si bien afirmó que la Constitución peruana trata a todos por igual, consideró que en la práctica no es cierto.

“Hay un grupo que dice defenderla, pero no respeta cuando en sus mismos renglones discriminan a un hombre del campo”, estimó.

Castillo se definió a sí mismo como “un presidente provinciano” y afirmó que la lucha de su Gobierno es “hacer un Perú descentralizado”.

El gobernante se quejó que en el país se haya centralizado la riqueza, la economía, los servicios y la educación en Lima, donde muchos llegan en busca de mejores oportunidades, a su juicio, sin encontrarlas.

“Usted puede ver en Lima que los cerros están llenos porque no se descentralizó la riqueza del país”, declaró Castillo, quien dijo entender el “sinsabor del pueblo”.

Ante las sucesivas crisis que ha enfrentado en estos meses, el mandatario admitió que su camino en la Presidencia ha sido “una lucha desigual”.

Sin embargo, explicó que ha pasado por “luchas más cruentas”, como cuando tuvo impactos de perdigones o tomó calles o defendió al medio ambiente.

Castillo, que fue docente rural y sindicalista, insistió en que no se va a “doblegar” porque está por el mandato del pueblo e hizo un llamado a la “más amplia unidad”.

Además, insto a las minorías a someterse al mandato mayoritario y afirmó que no pretende “eternizarse en el poder”.

“El 28 de julio del 2026 daré la posta a quien este país designe como presidente, y me iré al lugar que me corresponde, me volveré a la escuela, volveré a mi comunidad”, concluyó el mandatario, que enfrenta varios pedidos de la oposición para destituirlo.

Share