El IPCC dió la alerta roja mundial por el cambio climático.

El informe científico realizado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático que integra la Organización de Naciones Unidas, no es nada alentador para la humanidad.

Los fenómenos climáticos que vienen sucediendo en el planeta tienen el seguimiento por parte de 234 expertos de 66 países. El Sexto Informe de Evaluación elaborado por el grupo de científicxs, tras el estudio y revisión de más de 14.000 artículos y publicaciones, confeccionando una síntesis sobre los efectos físicos que produjo el calentamiento y los posibles escenarios de continuar la emisión de gases de efecto invernadero, producto de la quema de combustibles fósiles para generar energía.

En la mañana vía conferencia virtual el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, comunicó las conclusiones del informe. Se ha observado cambios en el clima en todas las regiones del mundo de forma más rápida e intensa. Se registrarán más a menudo inundaciones, sequías y olas de calor. Remarcando que parte de la humanidad es responsable y que algunos de los cambios producidos son irreversibles. https://youtu.be/_WIJfJ_WcCc

La concentración de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso en la atmósfera no alcanzaron niveles tan altos en millones de años. No existe registro ni precedentes de un proceso similar de aumento del ritmo del calentamiento planetario al menos en los últimos 2000 años. António Guterres, Secretario General de la ONU, asegura que es un “código rojo” para el mundo.

El estudio advierte que el incremento de la temperatura seguirá hasta mediados de este siglo, pase lo que pase. Y a partir del año 2050 de no producir reducciones profundas, rápidas, sostenidas y gran escala en la emisión de gases de efecto invernadero en las próximas décadas para lograr que el nivel de calentamiento se mantenga entre 1,5 y 2 grados. De seguir el ritmo a fines del siglo llegaría a los 4,4 grados y sólo se ha registrado 2,5 grados hace tres millones de años, cuando no existía la humanidad.

Los fenómenos meteorológicos extremos ya están sucediendo como la ola de calor a finales de julio en Canadá, las inundaciones en el centro de Europa y China, los incendios asociados al calor en la cuenca del Mediterráneo. En nuestra región, la bajante del río Paraná es alarmante y de seguir sería una catástrofe ambiental. Agregando la quema de pastizales y deforestación del Amazonas aceleraría aún más el impacto en Sudamérica.

Es ya el momento de avanzar en el consenso y la articulación mundial para contrarrestar el cambio climático. No dejemos que el futuro de la Humanidad y del planeta sea una pesadilla.

Fuentes: www.argentinaforestal.com Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación

También te puede interesar