Irü, una escuela con perspectiva de género.

El sábado 19 de junio se inauguró en la ciudad  de Goya la Escuela Popular de Formación en Género y Diversidad “Irü, Libres e Iguales”.

La escuela es gestionada por la Asociación Civil de Comunicación Comunitaria Accos Mate Ñe´e, y están inscriptas 50 mujeres y disidencias de organizaciones rurales y periurbana de Goya, Lavalle y San Isidro. Siguiendo los protocolos de cuidado, la Escuela ofrece modalidad presencial y división en burbujas de 10 participantes. 

Irú, en guaraní significa amiga, amigue, amigo una palabra que desafía los géneros. El proyecto fue seleccionado por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación dentro del marco del Programa Escuelas Populares de Formación en Género y Diversidad “Macachas y Remedios” y cuenta con el acompañamiento de la Plataforma de Género Infancias y Adolescencia del Instituto de Tecnología Agropecuaria.

Esta primera etapa contará de 8 encuentros cada quince días, con actividades prácticas para ser realizadas en sus comunidades. Los temas están vinculados con la incorporación de la perspectiva de género en la vida cotidiana, la división sexual del trabajo, tareas productivas vs tareas de cuidado, participación social y política de las mujeres y disidencias, violencias por motivos de género, medios de comunicación transfeministas, entre otros. La metodología son encuentros/talleres basados en la propuesta de la educación popular.

Eladia Fernández coordinadora del proyecto nos manifestó “La escuela viene a generar un espacio de debate, de aprendizaje, de conocernos y conocer nuestras historias y nuestras realidades, para construir un espacio que nos encuentre.” El primer encuentro tenía como objetivo reflexionar sobre la perspectiva de género, desconstruir estereotipos y roles sexistas. Esther plantea que viene a la Escuela “…para romper con los tabúes. ¿Por qué pasamos a ser diferentes las mujeres que no seguimos la manada? Yo quiero aprender a vivir sin el miedo del que dirán.”

Para que las mujeres y disidencias puedan participar, la Escuela cuenta con un Espacio de Cuidado para Infancias Libres, donde niñas y niños juegan y aprenden las temáticas de género y diversidad. Valentina de 8 años nos cuenta qué conversaron en el taller para niñxs “Que las niñas pueden usar las cosas de varones autos o ropas y los varones pueden jugar a las muñecas o pueden usar cosas de nenas, y nadie le puede criticar lo que usan o lo que juegan, nadie le puede decir que eso es cosa de nena o varón.” 

Yanina, integrante de un comedor y merendero barrial, afirma que “…quiero volver y que vengan más mujeres para que sepan que tenemos un espacio donde podemos hablar y que no nos sentimos solas.” El 3 de julio se llevara adelante el segundo encuentro, donde la propuesta es abordar temas vinculados con la división sexual del trabajo.

Irü, un espacio educativo que entre tizas, pizarrón y charla, construye una realidad inclusiva y de iguales.

También te puede interesar