Los Agrotóxicos Matan.

Inició el segundo juicio por el fallecimiento de Nicolás Arévalo, consecuencia de intoxicación con un agroquímico. El acusado es el productor tomatero Ricardo Prietto.

El viernes 4 diciembre en el Tribunal Oral de Goya, se reinició la acusación por homicidio culposo al productor hortícola Prietto, imputado por el uso de endosulfán, agroquímico prohibido por el INTA en el 2013, pero se sigue utilizando sin control del Estado. Gladys Arévalo, madre del niño, realizó su testimonial. “Recuerdo que él se me enfermó. Lo llevé al hospital sin solución, siguió con eso y no podía creer qué le pasaba. Cuando se fue, el forense me ayudó a comprender”, relató la madre.

Foto de FM La Chicharra.

Nicolás, 4 años, junto a su prima, Celeste Estévez, 7 años, jugaban en cercanías a la propiedad cuando tuvieron contacto con el agrotóxico, utilizado para la fumigación descontrolada y en demasía, que desencadenó el deterioro de la salud de ambos. Celeste, tras 3 meses de internación en el Hospital Garrahan, pudo salvar su vida pero con lesiones gravísimas. La autopsia forense confirmó la presencia de endusolfán en el niño y la niña, en las muestras de suelo, pruebas que la defensa del productor y la justicia desestimaron en el primer juicio del año 2016.

El Supremo Tribunal de Corrientes dió lugar a la apelación de la Fiscalía y de Julián Segovia, abogado de la familia. En está oportunidad, serán testigos el hermano de Nicolás y el padre de Celeste, que trabajaron para Prietto y manifestaron el uso irresponsable de agrotóxicos. También, vecinos que atestiguaron en el 2016, el ocultamiento de pruebas por parte de Prietto.

“El olor se sentía seguido. Y ahora que ya no está la huerta frente a mi casa, igual se sienten los olores sólo que más lejos”, afirmó Gladys.

Este caso como muchos otros que pasan en la Argentina, demuestran la denuncia hacia el modelo de agroproducción que superpone mayor productividad a costa de la salud y el ambiente. Es tiempo de sembrar conciencia y justicia.

Fuente: FM La Chicharra.