Justicia por Enzo.

El pasado 15 de noviembre diferentes medios hicieron público el homicidio del joven en Buenos Aires, en un hotel de un barrio de la zona de Retiro.

Según las pericias realizadas, Enzo Aguirre, murió por asfixia, se encontraba maniatado y con marcas de golpes en diferentes partes de su cuerpo. El joven de 23 años estaba viviendo hace 5 años en Capital Federal.

“Tenía 8 años de amistad con él. Trabajaba de mozo y bailarín en boliches y con la pandemia se empezó a dedicar al trabajo sexual porque debieron cerrar sus lugares de trabajo y no vió otra salida. Hace 3 días hablamos y estaba todo bien”, nos dijo Exequiel Verón, su amigo.

El miércoles por la mañana se manifestaron frente a la Legislatura de Corrientes familiares, amigos y personas que se sumaron al pedido de justicia. Desde la Comunidad Homosexual Argentina remarcaron que es “crimen de odio”, ya tenían lo que podían robarle y no era necesario quitarle la vida. Estos delitos son muy comunes a las personas gay, que son contactadas para luego robarlas. Son bandas que se dedican a realizar este tipo de delitos.

“Le conseguimos los pasajes para su mamá y su papá pero no quisieron viajar, quisieron que trasladen su cuerpo y se logró”, declaró Ezequiel.

En el día Enzo Ramón Aguirre está siendo velado junto a su familia y seres queridos. Esperamos que el caso se resuelva lo antes posible. Que llegue la Justicia para consuelo y que este tipo de delitos no sucedan más.