El encierro dentro del encierro

Un libro reúne testimonios con los modos de vivir la cuarentena en cárceles de Corrientes. La pandemia del Covid-19 nos atravesó como sociedad pero en distintos sectores se la vive de diferente modo. En la cárcel, por ejemplo, profundizó aislamiento y estigmatización. De allí la necesidad de contar y visibilizar cómo se vive la pandemia en algunas de las unidades penales de la provincia de Corrientes.

“El encierro dentro del encierro” es un libro que reúne testimonios de personas en esa situación y pretende romper los muros que dividen el afuera y el adentro para resistir a la nueva normalidad.

Con prólogo del periodista anticarcelario Oscar Castelnovo (Agencia para la Libertad) e ilustraciones del artista Alejandro Pizarro, el texto conjuga una multiplicidad de voces de personas privadas de su libertad provenientes de diferentes penales de Corrientes en medio del aislamiento social obligatorio: Unidad Penal N° 1 (Capital); Unidad Penal N° 3 “Instituto Pelletier” (cárcel de mujeres en Capital); Penal N°9 (Paso de los Libres), Alcaidía de San Luis del Palmar; Unidad Penal N°6 (San Cayetano) y Unidad Penal N°4 (Granja Yatay). Son parte de esos relatos integrantes del colectivo intramuros Jaha Porã, como también otros hombres y mujeres alojados en las mencionadas prisiones provinciales entre mayo y julio de 2020. Con la excepción del último capítulo (Rebrote), que se basa en conversaciones registradas durante octubre de 2020.

Los testimonios fueron recabados por la Red Corrientes de Derechos Humanos y el texto definitivo fue compilado por colaboradores extramuros del Colectivo Jaha Porã.

Las voces que salen de estas páginas -unificadas en el anonimato- tienen la necesidad de ser escuchadas en su diversidad de sensaciones, pensamientos e historias de vida atravesadas por una experiencia en común: la del encierro dentro del encierro.

Para las personas privadas de su libertad, la incertidumbre y el desasosiego son moneda corriente, pero se intensificaron con la ruptura del mínimo nexo que mantenían con el afuera: las visitas de sus familias o amigos y “el paquete” que les enviaban con yerba y otras cosas con las que no cuentan en el penal. Esto sumado al miedo y la impotencia de saber que afuera la situación también está difícil para los suyos. Hubo un corte abrupto con el exterior: “El dejar de recibir visitas es como volver a perder nuestras familias (…) es como empezar de nuevo tu condena”.

Volver a perder libertad, quedar más solos y vulnerables que antes. Sin visitas, sin talleres, sin clases, sin trabajo, sin deportes u otras actividades recreativas. Nada.

Y el peligro constante e inminente al contagio del virus incrementado por las carencias propias de las cárceles: el hacinamiento, la falta de agua y elementos de higiene, la negligencia del servicio penitenciario y la mora judicial.

En una de estas cárceles, la UP N°1 se registró uno de los primeros brotes de coronavirus intramuros del país, que motivó una huelga de hambre pacífica por parte de los presos. Esa protesta terminó en una represión y el asesinato de José María “Kevin” Candia -un interno, de 23 años- el 21 de abril de 2020: si no te mata el virus, te mata el Estado. Tampoco prosperaron solicitudes de libertades anticipadas, domiciliarias y condicionales, tal lo recomendado por organismos internacionales de derechos humanos para evitar situaciones de suma gravedad, lo que generó más angustia y miedo en el penal.

Ese contexto tan crítico fue vivido por centenares de privadxs de libertad en nuestra provincia sin ningún tipo de ayuda psicológica o psiquiátrica por parte de las áreas sanitarias del servicio penitenciario. “Nada es igual, todo cambió. Un cambio para peor. Nunca hubo un cambio bueno en estos lugares”, señala uno de esos testimonios hoy hecho libro.

Desde una mirada anticarcelaria esta textualidad polifónica pretende romper los muros que dividen el afuera y el adentro. Mantener vivo el vínculo para resistir a la nueva normalidad.

El libro, impreso artesanalmente, tendrá un precio de tapa de $200 (equivale a un paquete de yerba,) que será destinado a aportar solidariamente este insumo para quienes no pueden solventar algo tan cotidiano como un mate.
Se puede conseguir en formato digital PDF (desde cualquier lugar) o impreso (en Corrientes Capital) Para pedidos y consultas: encierrodentrodelencierro@gmail.com o por WhatsApp a 379 4345471