En busca de una salida al conflicto de tierras del Iberá.

Se llegó a la instancia de acuerdo entre la FeCaGua (Federación Campesina Guaraní), que realizó el reclamo legal y público por violaciones territoriales de la Hacienda San Eugenio.

Después del atropello y la instalación de postes y alambrados de conocimiento público. Ambas partes han llegado al acuerdo de concretar una mesa de diálogo, pactada para el mes de noviembre.

En 2007 se inició una causa en el Juzgado Correccional Nro. 1, donde se logró el acuerdo de la donación por parte de la empresa de 1.300 hectáreas, dentro de las cuales la Comunidad tiene posesión ancestral. Exigen el cumplimiento de lo acordado y firmado en septiembre de 2019, fecha en la que había culminado el conflicto.

“Por lo dicho afirmamos que la responsabilidad de la continuidad de este conflicto es principalmente del Gobierno de la Provincia de Corrientes, él cual fue convocado a ser partícipe de la mediación, en búsqueda de una resolución concreta, pero no se presentó e hizo caso omiso al llamado del Centro Judicial de Mediación del Poder Judicial”, remarcó Miriam Sotelo, referente de la FeCaGua, CPI (Consejo de Participación Indígena-Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) del Pueblo Guaraní y pobladora de Jahavere.

“Seguiremos velando y en lucha para que se respete la posesión, tanto de la comunidad guaraní Jahavere, así como la de todos los pobladores del Yvera, tanto en las tierras fiscales como las tierras privadas. Sobre este punto debe cumplirse lo dicho en el decreto 1440/09 en el art. 17, que ampara al habitante natural del estero, a quien debe reconocerse su ocupación legítima, así como su derecho a permanecer, desarrollar sus actividades, promoviendo su adecuación al uso sustentable de los recursos naturales”, declaró Cristian Piriz, Coordinador del Área de Tierras y Conflictos de Guardianes del Iberá, y Responsable de Gestión de Proyectos de la FeCaGua.

Imagen de Guardianes del Iberá

“La FeCaGua está dispuesta a agotar todas las instancias legales y administrativas, para que este largo proceso tenga una solución a la altura de la organización y la lucha que las comunidades han sabido llevar adelante por más de diez años”, concluyó la refente Sotelo.