Los alambrados van a caer!

La Federación Campesina Guaraní de Corrientes denuncian el cercado de tierras, lagunas y caminos de acceso en el Paraje Yahavere, Concepción.

Los pobladores en el día de ayer se encontraron con postes y alambrados colocados ilegalmente en lugares de uso de la comunidad. Cabe recordar, que ya existía un conflicto con la Hacienda San Eugenio, propiedad de Eduardo Macchiavello con respecto a las tierras fiscales, motivo por el cual fue reconocida la posesión y derechos de lxs campesinxs. Con la sequía que se vive en la zona fue de provecho para el hacendado de avanzar hacia las tierras, caminos, lomadas, lagunas por donde la población transita y obtiene un recurso vital como el agua, además, separando familias originarias del paraje.

«Sufrir un nuevo atropello es inentendible, llevamos años buscando únicamente que nos dejen tranquilos, está a la vista que no queremos enriquecernos ni evitar la circulación o el acceso a nadie en estas tierras, pero no podemos decir lo mismo de Macchiavello y sus empleados», declaró Miriam Sotelo, miembro de la comunidad y del Consejo de Participación Indígena como representante del Pueblo Guaraní de Corrientes. Sotelo, señaló que el trabajo que lo vienen realizando bajo la custodia policial, es decir, existe la complicidad del estado provincial.

La Federación Campesina Guaraní de Corrientes se encuentra en Estado de Alerta, denuncia estos hechos y exige el cese de las acciones ilegales en la reserva. En 2013 la comunidad obtuvo el reconocimiento del estado nacional a través del INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), su posesión ancestral y los derechos que la asisten.